No puedo creer

El hombre de la isla flotante

Don Alipio el 16 de September del 2010

isla

"Rishi" Sowa es un hombre singular. Decidido a vivir de manera "ecológica" y apartado del resto del mundo un buen día de 1998 pilló por banda 100.000 botellas de plástico y usarlas para poner a flote una isla artificial donde habitar. La llamó "Isla Espiral".

Plano de la isla

Plano de la isla

Desgraciadamente la isla fue destruida en 2005 por el huracán Emily. Sin embargo, Sowa no se amilanó y comenzó la construcción de una segunda y mejorada isla en una laguna de Isla Mujeres donde, según el propio "Rishi", siempre habrá protección contra el mal tiempo.

La isla tiene todas las comodidades de una casa normal y corriente, desde ducha a cocina, pasando por conexión a Internet (o eso creemo). Eso sí, todo muy ecológico y en armonía con el ambiente. Ignoramos si también la isla desaparece cuando le da la gana, viaja en el tiempo o dispone de extras como trampillas o humo nego.

La isla en cuestión también tiene un nutrido grupo de admiradores. De hecho, existe toda una red social llena de personas que se desviven por saber qué le pasa a Sowa y que están preocupados por hacer de este planeta un lugar mejor.

Aquí os dejamos un vídeo en el que se muestra cómo es la isla y qué pinta tiene su creador.

Ahora perdonadme que sea un poco cínico, escéptico, aguafiestas o "cabronazo". Vamos a ver... estamos hablando de que un tipo ha tirado en un lago una isla hecha con materiales de desperdicio y 100.000 botellas. ¿Eso no es, al menos en teoría, contaminar? Que alguien me explique si no es así, que estoy deseoso de pensar bien de este hombre.

28 Comentarios     ¡SALTA!   

El mejor trabajo del mundo (ya se adjudicó)

Don Alipio el 6 de May del 2009

No es esta isla, pero podría ser una parecida...

No es esta isla, pero podría ser una parecida...

Quien decía que el trabajo perfecto no existía debería estar mordiéndose la lengua hasta que sangrara.

Sí, señores, el oficio ideal existe y supongo que, viendo la foto que hemos puesto, ya sabéis por dónde van los tiros.

Y es que el Estado de Queensland (Australia) está buscando vigilante para una isla tropical. ¿Sus tareas? pasearse en carrito de golf de punta a punta de la isla, hacer buceo para vigilar la costa, escribir en un blog para mantener informado al mundo de lo bella que es la isla...

Sé que algunos os esperáis algún inconveniente del tipo "la isla está llena de caníbales", "se han producido pruebas atómicas en su interior", "hay que vivir en una choza hecha de pieles de plátano y hojas de palmera"... pero nada más lejos de la realidad. El que consiga el trabajo podrá vivir en una casa de tres dormitorios con piscina.

Además, los requisitos no son tan difíciles de cumplir: el futuro cuidador debe ser un buen comunicador y escribir en inglés.

Quizá lo malo es que el contrato dura seis meses, pero la paga lo suple con creces: 150.000 dólares australianos (más de 75.650 Euros).

Muy bien... dicho todo esto ahora viene el momento más esperado. Atentos porque el enlace a la página donde uno puede informarse con la intención de acceder a este apetecible y demandado puesto de trabajo que todo el mundo quiere tener pero sólo un privilegiado o una privilegiada puede tener y por el que los demás sentiremos una malsana envidia tanto por la naturaleza, como por el lugar, como por el sueldo es... preparaos que va... muy fácil... es... ¡este!

Un tío con suerte

Un tío con suerte

Actualizado
Ya tenemos el nombre del afortunado, es británico, tiene 34 años y se llama Ben Southall.

Ben, que hasta ahora trabajaba en una fundación benéfica, se ha impuesto a los más de 35.000 candidatos que se presentaron al concurso organizado por el Departamento de Turismo del estado australiano de Queensland.

Enhorabuena al premiado, el resto, ¡disuélvanse y vuelvan a sus lugares de trabajo!

42 Comentarios     ¡SALTA!   

Posible solución a la cena de estas navidades

Don Alipio el 6 de December del 2008

No es que esto sea una noticia, pero me ha parecido curioso ver esto... y más antes de esos días en los que tantas mesas navideñas tendrán como plato principal el marisco (si la crisis no lo impide).

Lo que estáis viendo no es un fake ni un fotomontaje. Estos "cangrejazos" existen de verdad. Son los llamados "cangrejos de los cocoteros". Como su propio nombre indica estos bichitos, residentes en las islas del Oceáno Pacífico, se alimentan de cocos que parten con sus propias pinzas como si fueran alguna cosa que se parte fácilmente (esperemos que no haya ningún cangrejo despistado que confunda la cabeza de alguien con el fruto).

De todas maneras ante esta maravilla de la naturaleza una duda me asalta: ¿Qué hará la señora que abra el cubo de basura al ver al adorable bichillo dentro?, ¿gritará como si viera una alimaña surgida de los obscenos y malditos cuentos de H.P. Lovecraft o pensará cómo quedaría el ser de la foto cocido o con vino de Jerez?

22 Comentarios     ¡SALTA!