Eau de Papa

Hay muchos famosos que han presentado una colonia, normalmente llamada "fragancia": Antonio Banderas, Rosario Flores, Shakira, Jennifer López, Madonna, me parece que Kate Moss era unos polvos de talco... y ahora tenemos la colonia definitiva, el regalo ideal para la tía beata que todos tenemos: El Agua de Papa.

Había un anuncio de la inefable Isabel Coixet en el que preguntaba "a qué huelen las nubes". Todavía no lo sabemos, pero ahora sí sabemos a qué huele el Papa. Y me refiero a, como en la canción de Manolo Escobar, con la cara lavada y recién "peinao", no después de oficiar una misa en un "descampao" bajo un sol abrasador. Que con tanto hábito, sotana, casulla o lo que sea, seguro que suda como un pizzero.

La colonia refleja el amor de Benedicto por el bosque y los animales de su Bavaria natal, pero no huele a musgo y animales. El maestro perfumero, el signore Casoli, dice que fue difícil acertar con la fragancia que reflejase la personalidad del Santo Padre, pero que finalmente lo logró y huele como cuando reza en la Gruta de Lourdes, huele a flor del limonero y hierba de primavera que es la manera fina de decir incienso, cera y humedad, como todas las iglesias.

¿Qué será lo próximo? ¿Que Granini lance una mezcla de naranja, limón y maracuyá y la llame Sumo Pontífice?

Ya está bien de tonterías, lo que queremos todos es que anuncien el perfume del Emperador Palpatine, que los dos se parecen bastante, tanto físicamente como en otros muchos aspectos.

Visto en Neatorama

    

Tienda de campaña colgante

Si te gusta el camping, la vida en la naturaleza, pero te dan miedo los bichos, tus vacaciones pueden convertirse en un impredecible cocktail de alegrías y sinsabores: mira que bonita puesta de sol, quítame la araña de la espalda, siente el olor del campo, el bocadillo no lleva sésamo tostado, son hormigas, etc.

Para ayudarnos tenemos Tentsile, este híbrido de hamaca y tienda de campaña que permite dormir en las alturas emulando al Barón rampante de Italo Calvino. Te pone a salvo de todo tipo de bichitos que se arrastran, reptan y saltan, y minimiza la entrada de arenilla y hojarasca en la tienda, por lo que, en general, es más limpia que las tiendas "terrestres".

Tiene como inconveniente que si en su interior se producen movimientos rítmicos y repetitivos, ya me entendéis, estos son claramente visibles. No hay nada que los amortigüe.

Podría ser muy útil en los abigarrados campings de nuestra costa, para impedir que turistas borrachos se metan en tu tienda, pero dependiendo de las ganas de juerga que tengas, esta inicial ventaja puede convertirse en un inconveniente; no hay nada más divertido que una turista escocesa borracha que se desnuda, y cuando está a cuatro patas se da cuenta de su error e intenta explicarse. No penséis mal, estaba a cuatro patatas porque era una tienda canadiense.

¡No bajes la guardia! las ardillas te acechan en la oscuridad.

Visto en Gizmag

    

Casco de esquí comunicador, con paneles solares

Esquiar no te deja las manos libres para poder hablar por teléfono y en las pistas es fácil despistarse, por lo que es frecuente ver a los esquiadores realizando el ritual de dejar los palos, sacarse lo guantes y buscar el teléfono para poder contestar. Todo ello a gran velocidad, sólo les falta la música de Benny Hill, para que sea doblemente divertido.

Con este kit comunicador se facilita todo ese trabajo. El sistema incorpora auriculares, un micrófono y un guante controlador que se conecta al teléfono móvil mediante Bluetooth. Para no tener que estar pendiente de las pilas, lleva unos paneles solares que ayudan a prolongar las baterías de las mismas.

Dentro de nada veremos a los mensajeros llevando estas maravillas de la tecnología, o incluso a los pizzeros. A ver cómo hacen los guardias urbanos para saber si un motorista está hablando por teléfono, canturrenado o simplemente rezando.

Visto en Gizmag

    

Gyroboard, el simulador de tablas

Si te gustan los deportes de tabla, skateboard, snowboard, surf... Gyroboard te puede ayudar a practicar giros y posiciones sin tener salir a la calle, evitando la falta de entrenamiento que provocan la lluvia en el skate o el sol en el snow. Podemos practicar diferentes deportes sólo con decirlo. Te subes en la tabla, dices surf y simulas surf, dices skate y simulas skate, y si dices snow, pues lo mismo. Para ayudar en la simulación del surf lo ideal es que alguien te vaya echando agua con un pulverizador, y hielo picado para el snow.

Si el Gyrboard triunfa mínimamente, seguro que aparecen versiones de guerrilla. El proceso es simple, se le quita la cabeza al caballito de muelle en el parque infantil y se atornilla una tabla. Ya podemos surfear mientras aguantamos los gritos de las enfadadas madres y furibundos abuelos. Incluso podemos pretender que son gritos de ánimo como si tuviésemos publico mientras nos deslizamos por un Half-Pipe

Yo la verdad es que veo el cacharro más como para hacerse fotos falsas con un fondo verde tipo "croma" y un ventilador para mover el cabello y dar sensación de velocidad. Lo mismo que hace Paulina Rubio para gritar cantar.

Visto en Gizmag

    

Reproductor de besos a distancia

Mantener una relación a distancia es difícil, aunque gracias a las nuevas tecnologías nos podemos sentir muy cerca de la persona amada. Emails, webcams, teléfonos, Whatsapps... el contacto intelectual puede ser constante y muy reconfortante. Pero está la necesidad de contacto físico. En una universidad hicieron una prueba con un monito huérfano. Le pusieron dos robots que podían amamantarlo, uno con una cubierta de peluche que daba cierta cantidad de leche, y otro, recubierto de metal, que daba más leche que el anterior. El monito eligió al de peluche. De esta acción, entre otras muchas cosas, podemos deducir que el monito era friolero.

Para ayudarnos a sobrellevar la lejanía ya vimos los morreos online, pero ahora tenemos los Kissengers (Kiss+Messenger), unos cerditos besucones que conectados al USB del ordenador reproducen los besos que le son dados al otro cerdito. Parece que la idea inicial es un tierno besito de buenas noches y tal vez unos arrumacos, pero se empieza con unos besitos y ya sabemos como se acaba, si no que le pregunten a la Paris Hilton. Seguro que la cerdito se acaba convirtiendo en un burro y la cerdita en un conejito, ya me entendéis.

Dentro de poco cuando lleguemos a casa a las tantas pondremos la tele para ver a la guarrilla del canal morreándose con el cerdito de plástico y haciendo señas para que llames; las puertas del cibersexo se han ensanchado y ahora pasa, no una persona, sino un camión.

Ahora cuando digas "Voy a morrearme con la cerda de mi novia", la gente no sabrá que pensar.

Visto en Coolest Gadgets

    
 1 2 3 4 ... 26 Siguiente

 

 

 

 



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal