¿Un dia duro? Suele suceder; llegas a casa después de un penoso día laboral y lo único que quieres es olvidar todos los problemas y relajarte totalmente.

Un buen baño caliente y, si te gusta, preparar una tacita de té es una buena forma de desconectar y ponerte como nuevo. Pero ¿porqué primero el baño y luego el té?
¡Mejor hacerlo todo a la vez con esta camiseta!

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan