Un momento, ¿ese era el eslogan de otra bebida, no? Bueno, da igual, porque para esta ocasión esa frase nos viene al pelo (que no "a pelo", precisamente).

Si tienes problemas con el alcohol y no sabes como dejarlo, esta es la solución: condones con sabor a whisky. Y con lo de sabor a whisky, no me refiero a dar un lingotazo a una botella antes de "probar" el sabor del preservativo, me refiero a que en Escocia los venden ya con ese sabor.

Vienen en paquetes de dos, y son bastante más caros que los normales, pero seguro que merece la pena probarlos. Ya siento no poder contaros de primera mano si realmente tienen sabor a whisky, es posible que algún día...

Por cierto, con qué sabor creéis que los venderían en España ¿vino de Rioja? ¿cava catalán? ¿moscatel Don Pedro? ¿sidra Cortinas? o un sin alcohol para los abstemios de ¿aceite de oliva?