Sleegon. Quédense con ese nombre porque no tardarán en verlo en sus pistas de esquí favoritas. Es lo que veis, una especie de coche-cápsula para hacer carreras en la nieve. Y todo a una velocidad endiablada.

Acaba de ganar el primer premio de diseño IOM3 en el Reino Unido y dicen que ya está en producción, por lo que los amantes de la velocidad y los deportes extremos pronto tendrán nuevo juguete.

Las ganas de montar en un bicho de esos, crecen.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan