Desconocía esta modalidad deportiva, pero desde 2002 se vienen organizando competiciones de Chessboxing, una de las formas deportivas más extravagantes.

Alguien ha tenido la delirante idea de crear un deporte híbrido entre los que, quizá, sean los dos deportes más antagónicos que existen: el boxeo y el ajedrez.

En un ring se alternan dos minutos de boxeo y cuatro de ajedrez, con descansos de un minuto, hasta un total de 12 asaltos. Se puede ganar por KO o por jaque-mate. En caso de finalizar el último asalto en tablas y con los dos contendientes en pie, un jurado decide.

El actual campeón mundial es el ruso de 19 años Nikolai Shazin, estudiante de matemáticas. El más célebre 'chessboxer' es Tihomir Dovramadjiev, búlgaro que había sido varias veces campeón de su país de ajedrez en categorías inferiores y había participado en torneos internacionales antes de mezclarlo con el boxeo.

Probablemente lo más difícil para los púgiles-jugadores sea controlar la tentación de lanzarle un directo a la mandíbula al rival justo cuanto esté moviendo la pieza con la que nos va a "comer" la reina.

Este vídeo, del combate por el primer Título Mundial de Chessboxing, muestra la crudeza física y psicológica de este nuevo deporte.

Véase también PainStation 2: No Pain No Game
Visto en Marca

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan