Este es el colgante de la amistad Batman y Robin, obra de VisionQuest. Paradójicamente, es el colgante que más amistades va a romper. Porque, seamos sinceros, ¿quién leches quiere ser Robin? Ni siquiera el propio Robin quiere ser Robin; él querría ser Batman. Podríamos estar perfectamente ante el arma de destrucción masiva perfecta: las broncas y peleas que va a provocar este colgante van a hacer que la Guerra del Anillo parezca una discusión de acampada porque alguien se ha olvidado las cartas.

Por cierto, alguien debería hacer un análisis concienzudo entre los elementos de joyería y la violencia; ahí hay miga.

Visto en Incredible Things

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan