Ni más ni menos: un pastel hinchable de 21x12x11 cm. hecho de polivinilo y decorado con frutas como cualquier pastel de frutas de las mismas dimensiones.

Después de varias horas, las únicas utilidades que le he encontrado a semejante invento han sido poder transportar muchos como atrezzo para un programa de cocina y presentar una mesa repleta de pasteles, o para decorar tu piscina como la cocina de la tía Mildred (puedes comprar unos cuantos gatos hinchables a juego).

Semejante invento viene muy bien presentado y deshinchado en una bonita caja de metal decorada para que tires el dinero sea comprado por 11,95$.

Visto en Netorama.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan