Para proteger tu iPhone puedes utilizar una funda de los variados modelos que el mercado ofrece, pero ahora existe JustinCase. A primera vista parece una funda convencional, pero lo novedoso del tema es que, además de proteger el teléfono, oculta en su interior un preservativo ultra-fino para enfundar nuestra pol** proteger nuestra salud y no contraer una ETS, que no tiene nada que ver con el famoso extraterreste de la película.

Todos hemos salido de juerga y hemos cogido los condones "por si acaso", y la funda tiene ese mismo nombre, utilizando un juego de palabras que vendría a ser "Por si acaso" o "la funda de Justin".

Se pueden pedir los condones en ciertos colores y se pueden estampar, lo que abre un nuevo mundo de posibilidades a la publicidad, ideal para mensajes directos, impactantes, que llegan a lo más profundo de nuestro ser.

Visto en Inventor Spot