finger_trap

Que tenemos que ahorrar en cuestiones energéticas, es evidente, pero lo que piensa el diseñador Josselin Zargouche, va un poco más allá.

Su idea es simple: una trampa de ratones pero en un enchufe. De forma que, si nos atrevemos a encender la luz, nos llevaremos una dolorosa sorpresa.

finger_trap2

Verás tú como tus hijos no se la vuelven a jugar a la hora de gastar en luz.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan