Cuando defiendes la postura de que a los libros hechos de árboles muertos les quedan pocos años de vida, hay quien defiende la tesis contraria con un discurso recurrente. Entre otros argumentos típicos es muy común el de "...pero el olor característico de los libros es genial, eso no puede desaparecer".

Pues mira que es fácil solucionar ese pequeño inconveniente, sólo necesitamos rociar nuestro e-book o libro electrónico con un poco de perfume Smell of Books (olor a libros).

Se trata de un aerosol que se presenta en versiones con cinco aromas distintos:
- Típico Olor Mohoso (ese que hace estornudar)
- Olor a Bacon Crujiente (¿hay libros que huelen a bacon?)
- Eau Tú Tienes Gatos (basado en el aroma de 20.000 libros de segunda mano)
- Olor a Libro Nuevo (vamos, un cóctel de olor a papel, tinta y pegamento)
- Aroma de sensibilidad (ni idea del sentido de este, oigan)

Sí, es un fake, pero todos coincideremos en que debe ser sumamente sencillo producir y comercializar algo así ¿verdad?

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan